No te pierdas

Por qué es necesario corregir un texto

Mucha gente se preguntará por qué es necesario corregir un texto antes de mandarlo a la imprenta. Habrá quien crea que a los autores consagrados no hay que cambiarles ni una coma, porque entregan los textos impecables. Hay algunos que sí y otros que no, pero siempre hay que corregir los textos de unos y de otros.

Vamos a ver tres razones básicas:

1. FORMATO

Un libro (o un artículo) debe entregarse a la imprenta con un formato determinado; con un tipo de letra concreto, con un interlineado, si hay notas, deben ir de forma que se pueda componer (maquetar) bien el texto, todos los títulos de capítulo deben ir igual, hay que asegurarse de que no falta nada, o que no sobra. (Ha ocurrido más de una vez, que a un autor se le escapa misteriosamente un texto que no corresponde en este libro, por ejemplo). Esto es parte de la corrección «formal».

2. NORMAS DE ESTILO

Las editoriales, nos periódicos, las revistas tienen unas normas de estilo y la publicación (ya sea un libro o un artículo) debe adaptarse.  Por ejemplo, hay editoriales que han decidido no seguir las últimas recomendaciones de la Real Academia en lo que se refiere a la acentuación. Bien es verdad que, si un autor insiste en seguir las normas de la Academia, la editorial probablemente hará lo que el autor pida (sobre todo si es un autor consagrado).

3. UNIFICACIÓN

Hay que unificar. Esto es un concepto fundamental en el mundo de la corrección. Todo debe estar unificado.

¿Qué quiere decir? Es muy sencillo: si en nuestra editorial hemos decidido poner todas las guerras con mayúscula (o caja alta), debemos asegurarnos de que, efectivamente, todas (Guerra Civil, Primera Guerra Mundial, Guerra de los Treinta Años) están así. Esto es un ejemplo, pero veamos otro.

¿Cómo deben ir los cargos políticos? Casi todo el mundo cree que deben ir mayúscula: «Ministro», «Concejal»… (quizá porque les concedemos una importancia excesiva). Pero en español no es correcto. Van en caja baja: «ministro de Justicia». «Justicia» va en caja alta porque es una institución, el Ministerio de Justicia. Todas las instituciones van en mayúscula. Se considera un nombre propio.

Son detalles que, cuando no nos dedicamos a esto, no nos parecen importantes, pero un texto en el que estas cosas no están unificadas, resulta chapucero, incluso para alguien que no es experto en la materia.


Estas son tres razones de peso, de las que no podemos escapar. Pero, además, hay otras que pueden variar con cada libro o artículo. En el caso de los libros, cada uno es un mundo, porque cada autor también lo es.

4. ESTILO

El autor

Hay autores a los que hay que corregir mucho el estilo y hay otros a los que solamente hay que corregir alguna errata.

Puede que el autor no sea muy bueno escribiendo en el ordenador y no haya puesto bien los guiones de diálogo, las comillas, las versalitas, etcétera. También es posible que no se haya dado cuenta de que ha repetido la misma palabra ene veces, o que ha empezado todas las frases con la conjunción «y», o que haya traducido los nombres propios y hable de Guillermo Shakespeare y Carlos Dickens, que es algo que ya no se hace (y de lo que hablaré en otro post). Las posibilidades son infinitas. Un editor nunca se arriesga a enviar un manuscrito a la imprenta sin leerlo primero y sin que pase por un corrector o un editor externo. Es impensable.

El traductor

Si el texto es una traducción, ocurre exactamente lo mismo que con un autor.

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que al traductor no se le ha olvidado traducir nada, por ejemplo. También es importante comprobar si ha puesto demasiadas notas de traducción (dificultan la lectura), o demasiado pocas, en el caso de que sea una edición comentada. Igual que al autor, hay que corregirle porque a todos se nos escapan cosas y cuatro ojos ven más que dos.

Si te gusta escribir o traducir, sabrás que nunca está de más que alguien lea tus textos. Siempre aportará algo, verá algo que tú no has visto y encontrará algún error que se te ha pasado por alto a pesar de todas las lecturas que has hecho.


LA BIBLIA DEL REY JACOBO

La imagen que he elegido para este post ilustra muy bien lo que quiero transmitir aquí. Es mi errata preferida, aunque os puedo contar unas cuantas que salieron en libros que habían pasado por mis manos. En 1631 se reeditó la Biblia del rey Jacobo (King James Bible), que se llamó así, porque el rey había intentado unificar todas las publicaciones del libro sagrado y quería que en todas las iglesias hubiera la misma versión. En esta edición, alguien se olvidó de hacer la última lectura y el séptimo mandamiento dice «Thou shalt commit adultery» (Cometerás adulterio), en lugar de «Thou shalt NOT commit adultery» (No cometerás adulterio). Pasó un año hasta que alguien se dio cuenta y a partir de entonces la vida se hizo muy difícil para los impresores reales Robert Baker y Martin Lucas, que dieron con sus huesos en la cárcel.
Si queréis saber más de la historia, os dejo este link al Daily Telegraph, donde lo cuentan con más detalle y la entrada de Wikipedia, donde se habla de la Biblia del rey Jacobo.

Con este ejemplo quería mostrar lo importante que es corregir un texto, venga de donde venga, lo escriba quien lo escriba. Aunque lo lean varias personas, con todo el cariño y todo el cuidado del mundo, probablemente, tendrá alguna errata.

Anuncios

2 Comentarios en Por qué es necesario corregir un texto

  1. ¡Hola! No puedo estar más de acuerdo contigo. Es mi gran lucha en mi trabajo, que no tiene que ver con la edición de textos pero en el que escribimos muchos informes. ¡¡Y la gente es una chapucera!!

    Me gusta

    • Hola Jezabel, mil gracias por hacer comentarios aquí. Ya te respondí por otro lado, pero vuelvo a hacerlo. La gente es muy chapucera y no da importancia a un correo mal escrito o un comunicado interno lleno de erratas. A mí me parece fundamental. Tengo pensado un post sobre eso, porque creo que hay que darle mucha más importancia y acostumbrar a la gente a no ser chapucera. Un abrazo, ¡a ver si ganamos esta batalla!

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: