Cuando el arte no incita a la reflexión siquiera, ¿sigue siendo arte?

El otro día fui a los Teatros del Canal a ver El pintor, una ópera cuyo libreto es de Albert Boadella a quien sigo la pista desde que, a mediados de los años 80 del siglo pasado, vi su Gabinete Libermann (con Els Joglars)....

Lee mas